Denzel Curry | TA13OO (2018)

 

7123174

“Todo lo que tengo son cicatrices permanentes” canta Denzel en el tema que abre su nuevo proyecto. Y sí, estos últimos años parecen haber dejado marcas en la vida de este  rapero de tan solo 23 años nacido en Florida. La más fuerte, sin dudas, fue la muerte de su hermano hace 4 años, víctima de la brutalidad policial, que causó que Curry entrara en una gran depresión. A pesar de esto, a mitades del 2015 logró salir de su estancamiento creativo y lanzó un EP doble que contiene su hit más grande hasta la fecha, “Ultimate”. Esta poderosa canción de trap rap no solo contiene un implacable flow por parte de Curry sino que también incluye el ya famoso sonido súper distorsionado de Ronny J, ahora productor superestrella por colaborar con otros artistas de Florida como por ejemplo Lil Pump.

La razón por la que ésta excelente canción se convirtió en un hit fue gracias a haber sido utilizada en un video de la difunta Vine, un hecho que aunque fue positivo para la carrera del rapero, debido a que causó que más gente se interesara por su música, provocó la maldición de ser visto por un gran público como un one hit wonder o un artista perteneciente al “meme rap” (de hecho “Ultimate” fue el soundtrack de varios memes por un largo tiempo, y de videos de compilaciones de goles de fútbol).

Pero evidentemente Curry no es un artista superficial como varios de sus contemporáneos en el género; basta con escuchar sus proyectos anteriores u otros temas del doble EP para comprobarlo. Lamentablemente sus esfuerzos no dieron los frutos que él esperaba, por más que ha logrado mantener una fiel fanbase, Denzel tuvo que observar durante años cómo artistas más jóvenes salidos de su misma escena musical conseguían un éxito mucho mayor, lo que por momentos hizo que se cuestionara si quería seguir haciendo música.

Aun así, nunca se dio por vencido. A principios del 2016 sacó uno de los mejores discos de ese año, Imperial, ya considerado un clásico del trap rap a estas alturas (mi segundo disco favorito del género luego de Jeffery de Young Thug) y el año pasado publicó otro EP titulado 13 en el que veíamos al artista experimentando con sonidos más duros del Industrial Hip Hop pero sin perder la esencia trap (Denzel es fan de artistas más ruidosos como Death Grips o Crystal Castles).

Después de las tantas fases por las que ha pasado, personalmente no sabía que esperar de este nuevo material, pero sospeché que no iba a ser igual a sus anteriores y estaba en lo correcto. Como mencioné al principio, estos últimos años han sido turbulentos para su carrera; en recientes entrevistas mencionó que este nuevo álbum iba a ser totalmente oscuro y nihilista, pero con el tiempo se dio cuenta de que no podía seguir haciendo lo mismo de siempre. Necesitaba reinventarse, por lo que creó el concepto que se ve plasmado en este nuevo proyecto.

light

El disco está separado en tres actos llamados “Light”, “Gray” y “Dark”, que vienen más que nada a representar la personalidad sonora de cada acto y no tanto el contenido de los mismos, ya que podemos encontrar temáticas fuertes en cada uno de estos. El disco tiene muchos aspectos positivos: de entrada vemos que “Light” hace honor a su nombre. Denzel Curry comienza su álbum con tres temas con una fuerte influencia neo soul, que nos recuerda a artistas contemporáneos como Tyler, The Creator pero también a la época dorada de los 90. Básicamente se aleja de los sonidos del trap tan típicos de sus trabajos previos.

Con “TA13OO” abre el disco de gran manera ya que es capaz de presentar un tema que apenas recientemente ha tomado más relevancia como lo es el acoso sexual, en este caso el sufrido desde temprana edad por una de sus parejas.

“Black Balloons” es uno de los mejores temas del disco, y aunque trata sobre un tema sombrío, la paranoia, tiene su lado positivo. Curry usa la imagen de los globos negros para representar el sufrimiento y el dolor. En el coro de la canción podemos escuchar cómo canta “globos negros, sobre mi cabeza”, donde básicamente describe la sensación de estar siendo constantemente acechado por la negatividad y las malas vibras, pero en el cierre de su primer verso rapea con esperanza acerca de cómo llegará el día en que esos globos explotarán y el dolor cesará. El tema cuenta con un verso adicional por parte de Goldlink, que aunque no le agrega mucha más sustancia a la canción sigue siendo una agradable presencia y su suave voz combina muy bien con el beat funky.

“Cash Maniac” y “Sumo” cierran el primer acto y a diferencia de los dos temas anteriores, cuentan con letras muy positivas y similares en contenido, en las dos canciones Denzel habla con mucha liviandad sobre el dinero que ha hecho en todos estos años y cómo lo ha gastado en todo este tiempo. Por más que no sea una temática muy original me gusta mucho lo seguro de sí mismo que suena en estos tracks y es un buen descanso de la densidad del comienzo del disco. En “Sumo” retoma sus raíces trap con un beat duro y pronto para agitar al público de los festivales; “Cash Maniac” tiene un beat excelente, quizás mi favorito en todo el proyecto, con una fuerte presencia de sintetizadores que recuerdan al synth funk de los ochenta, y un adictivo estribillo cantando por la talentosa joven Nyyjerya (de la que me gustaría escuchar más por cierto, tiene un tono de voz interesante).

Screenshot_47-1En el segundo acto del disco, “Gray”, es donde empiezo a observar momentos más débiles. Comienza con uno de los temas más flojos del disco “Super Saiyan Superman” donde Denzel rapea sobre sus habilidades con el micrófono (y hace referencias a Dragon Ball), que no tiene nada de malo, pero decepciona un poco ya que se supone que estamos ante un disco conceptual y para peor tiene un beat de trap muy genérico. Por suerte los siguientes dos temas levantan el nivel del acto, siguiendo la línea trap pero con beats más memorables, “Switch It Up” retoma los sentimientos de paranoia y “Mad I Got It” habla sobre cómo su fama ha arruinado muchas de sus relaciones de amistad. “Sirens” es por lejos mi canción favorita del disco, con un genial beat Boom Bap, y la colaboración de Billie Elish en el estribillo acompañando a las vocales de Curry, que debo decir, me sorprende lo bien que canta, ¡lo debería hacer más seguido! El tema trata sobre el clima político que vive en la actualidad EEUU bajo el mandato de Donald Trump y las desigualdades sociales que sufre la población negra. Cuenta con otra colaboración más, la de la joven promesa J.I.D, rapero que ha ganado mucha popularidad en el último año por su versátil flow, su verso en esta canción es tan bueno que hizo que Denzel se viera obligado a agregar otro verso más.

Lamentablemente, este segundo acto cierra de manera muy débil con el más reciente hit de su carrera “Clout Cobain”, canción que cada vez que miro su video musical me recuerda a los memes de la página de Facebook “Gang Weed” debido a que en el mismo se dedica a criticar a la cultura moderna del género, donde los artistas cada vez utilizan tácticas más bizarras para mantener su popularidad (esto lo podemos observar en artistas como 6IX9INE). El problema es que siento que las críticas no son tan inteligentes como Denzel y sus fans creen, todo lo que se muestra en el video no tiene ni una pizca de sutileza y ya se ha visto miles de veces. Pero esto es una reseña del disco, así que en cuanto a lo musical se refiere, este track retoma el estilo del primer tema de este segundo acto, trap con un sonido muy plano y poco original pero con Curry imitando este estilo popular actualmente de rapeo melódico con mucho autotune propio de artistas como Juice WRLD, en el que en mi opinión sale perdiendo ya que se siente poco natural y forzado, a diferencia de cuando rapea con su estilo agresivo o canta sin autotune.

7123174El tercer acto “Dark” es donde retoma el sonido de sus discos anteriores, presentando beats más agresivos y un estilo de rap más intenso. Al ser un sonido familiar debo admitir que es mi parte favorita del álbum, sin embargo, en concordancia con el segundo acto, empieza de una forma un poco pobre con “The Blackest Baloon” aunque al menos esta canción trata sobre una temática relevante que es la que mencione al principio: la muerte de su hermano y lo dificultoso que le es inclusive concebirla como un hecho real —como dice en el tema, esta situación se siente como una película de terror—. “Percs” tiene una letra cercana a los raps “profundos” de alguien como Hopsin, donde se dedica a criticar a la competencia de una manera más directa y con aún menos sutileza que en “Clout Cobain” pero esta vez debido a su excelente flow y producción no me molesta tanto alguna de las dudosas líneas que rapea y hasta se puede decir que por momentos tiene algunos puntos válidos.

“Vengeance” y “Black Metal Terrorist” cierran el acto y el disco y lo hacen de una manera imponente, el primero contando con las colaboraciones del nuevo exponente del Noise Rap Jpegmafia que tiene un verso muy memorable y con la promesa del trap más hardcore Zillakami que también le da mucha energía al track y hace uso de su interesante voz rasposa. Lo mejor de esta canción es cómo finaliza con un beat más suave y melódico y cómo la transición a este beat no se siente para nada forzada. El último tema del disco sirve para que Denzel vuelva a afirmar que es el mejor rapero de esta generación. La verdad es que lo hace de una manera excelente, no me puedo quejar, el beat es muy dinámico y los dos versos aunque cortos son muy contundentes.

Quizás la crítica más fuerte que tengo contra este álbum es que siento que Denzel trata muy pocos temas tabú, lo que hace que por momentos no tenga sentido que sea conceptual, pero al mismo tiempo no puedo negar que en la gran mayoría de las canciones su flow es impecable y los beats son muy variados. Recomendaría este álbum a cualquier fan del hip hop o trap actual. Denzel es un artista con un gran futuro.

Nota final:

7.5/10