Bad Bunny | X 100PRE (2018)

bad-bunny-X-100pre-620x620

La música popular latinoamericana es un fenómeno curioso. Claro, me refiero a “popular” en el sentido más literal posible. No tenemos unos My Beautiful Dark Twisted Fantasy, Rodeo, E·MO·TION, Melodrama o To Pimp a Butterfly para regalar. Vaya que no. Nosotros, algunos pretenciosos, estamos acostumbrados a rebuscar y recogemos chispas de genialidad artística de artistas colosalmente famosos en canciones sueltas y, rarísima vez, en discos completos. Dicho esto, un crítico musical debe ser un poco prudente reseñando discos como este y analizar cuidadosamente el contexto musical popular y general latinoamericano. X 100PRE es un hito como su primo menor cercano, Vibras de J Balvin: es un paso adelante. X 100PRE le grita al proletariado que necesitamos más proyectos musicales y aspirar a más que singles y videoclips de mil millones.

No me olvido de la frase de un reviewer anónimo sobre un mixtape de Playboy Carti: “Este disco es más inteligente que la gente que lo repudia”. Precisamente puedo decir lo mismo de este disco.

 

Desde la infancia, he tenido muchos objetivos de cosas que quiero hacer en la música. Cuando publique mi disco, habrá más canciones para que las personas entiendan que mi concepto musical puede ser diferente, pero todavía ser yo. —Bad Bunny, revista THE FADER, Agosto de 2018.

No hay precedentes. Fluyen en todo el disco huellas de synthwave, reggaetón primitivo, música electrónica, power pop, bachata e incluso juegos de cloud rap regados de ambient pop. Asimismo, se puede decir que todas esas influencias caen en las garras del R&B alternativo y hasta se puede decir que sólo fueron influencias indirectas y Bad Bunny (y el productor) no tuvo nada que ver; pero, el fin justifica el procedimiento y, como dije, no hay que ignorar el hecho de que es un disco latino de uno de los artistas más escuchados de todo el mundo.

Puede que lo de arriba te parezca poco y sólo un análisis rebuscado y centradamente extrínseco. Y es que sería difícil no sonar enfático en pequeños y grandes detalles tratándose de un disco de trap latino; a una escucha mediocre y review superficial siempre va a parecer lo mismo.

Puntos fuertes —y curiosos, también— surgen desde el principio. “NI BIEN NI MAL” parece una burla al desastroso y típico ukelele kitsch, progresivamente lo va destrozando hasta convertir la canción en un híbrido de Kanye West y Travis Scott nacido en Puerto Rico. “Otra Noche en Miami” desafía a cualquier rockero asqueroso que cuestione la educación musical de Benito Martínez. “Tenemos Que Hablar” haría que Gerard Way cante “Chambea”. “La Romana” es un eslabón de la rapsodia hip hop moderna en su versión latina bachatera; esto jamás se ha hecho y es una experimentación digna de análisis musicológico.  “RLNTD” escupe sinceridad y miedo rindiendo homenaje a los mártires del Cloud Rap. “Cuando Perriabas” es el dembow deconstruido; es un posmoderno implícitamente diciendo que este fenómeno del repudio al perreo es un vestigio de romanticismo conservador aburguesado. Qué viaje es este disco. Me obligó a hacer lo que odio: describir canciones en una reseña sobre un álbum. Por otra parte, el conejo malo se tropieza colocando a “MIA”, un divertido banger descaradamente mercantil y seguramente escrito para Drake por algún directivo encorbatado.

268x0w
J Balvin – Vibras (2018)

Volviendo, imposible sería quitar los factores externos que hacen este disco un futuro emblema de la música pop latina y mundial (entiéndase factor externo como comparar al disco con sus similares). Por ejemplo, el disco Vibras de J Balvin, el cual fue universalmente aclamado, queda a grandes rasgos como un disco de reggaetón tradicional bien producido. X 100PRE va mucho más lejos. Además de la versátil travesía instrumental, Bad Bunny desafía y hace lo que quiere con el autotune entregando una diversidad vocal al disco, que siempre se agradece en este tiempo. De cualquier forma, no son los únicos detalles. Estoy seguro de que ustedes rescatarán algo de las letras introspectivas y los juegos de palabras de Bad Bunny.

Para mí, este álbum es una reflexión. No quiero que esta reseña parezca una apología al escudriñamiento musical; más bien, invito a destacar el contexto externo de un disco siempre. Reiterando, no nos olvidemos de rescatar los detalles. A veces nos quejamos de la música pop latina y es porque la vemos como un objeto inerte que no vale la pena escrutinar. Luego estamos sobreanalizando música extranjera y nadie dice nada al respecto. X 100PRE no está para nada lejos de los discos relativamente aclamados de R&B y Trap Rap angloparlante. No es la segunda venida de Cristo, pero aún así cuenta como un proyecto excelente y un referente para la música mega-popular.

Criticar sin dar ejemplo, qué jodí’a manía —el ad hominem de Benito que, en este caso, parece válido.

Nota final:

8/10