Amnesia Scanner | Another Life (2018)

¿Qué joraca es un deconstructed club, y cómo se come? Probablemente idea de algún inútil en Patrician Music Chartposting, se entiende al deconstructed club como una suerte de híbrido entre distintas ramas del EDM (tales puedan ser el trap o el wonky) y un sonido post-industrial más abrasivo y pesado; básicamente lo que hasta hace poco se conocía como PC Music, pero con un tinte más oscuro.

Uno de los lanzamientos más significativos del género es el polarizador para muchas personas Oil of Every Pearl’s Un-Insides (de SOPHIE, 2018), que entrega a partes iguales bangers pesados con una estética industrial como “Ponyboy” o “Faceshopping”, y canciones con una influencia más art pop y bubblegum bass como “Is It Cold In The Water” o “Immaterial”.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver el deconstructed club y el disco de SOPHIE con el disco que vamos a analizar hoy? Bueno, tengo la gran sensación de que el primer LP propiamente dicho del misterioso dúo Amnesia Scanner, Another Life, al igual que Oil of Every Pearl’s Un-Insides, va a ser capaz de sentar precedente dentro del género a futuro; ni qué hablar que también es un fuerte contendiente a álbum del año.

Además, menciono ambos discos porque representan dos formas distintas de llevar a cabo el sonido de este nuevo género. Donde el de SOPHIE no está completamente dominado por la influencia post-industrial, haciendo más énfasis en el sonido un poco más “juguetón” del bubblegum bass, Another Life es electro-industrial puro y duro de principio a fin. La portada en este caso indica perfectamente qué se puede esperar del sonido del álbum: es sucio, caótico, y sobre todo, agresivo. Como prueba clara, solo hace falta escuchar el corte que abre el lanzamiento: “AS Symmetribal”, donde nos enfrentamos ante incorpóreos alaridos fuertemente editados que a medida que va progresando la canción, se ven acompañados por una serie de sintetizadores duros y punzantes, al igual que una percusión frenética y excesivamente acelerada.

Los dos primeros singles promocionales del disco: “AS Chaos” con el trabajo vocal de Pan Daijing, también artista de post-industrial, y “AS AWOL”, son de los momentos más agresivos del lanzamiento; el primero de ellos, si bien un tanto difícil de digerir al principio (recién le empecé a agarrar el gusto dentro del contexto del álbum), es una pieza sólida, pegadiza y por supuesto, como dice en el nombre, caótica. “AS AWOL” es una bestia completamente diferente, fue la primera canción que escuché de este álbum y me enamoró a la primera escucha; me hace acordar un poco al sonido witch house que era popular hace unos años pero llevado a un plano más oscuro y más distorsionado, acompañado de letras que, si bien son difíciles de descifrar en primera instancia, evocan sensaciones de desesperación y pánico: “They’re trying to set me up / They’re trying to shut me down” y “They’re gonna hunt me down / I’m gonna fight back like an animal”.

Durante el transcurso de Another Life se observa también un afán de experimentación con distintos géneros, mezclándolos con la influencia industrial que predomina en el sonido. Uno de ellos es, sorprendentemente, el reggaeton, que sirve de influencia en canciones como “AS Too Wrong” —el tercer single—, “AS Another Life” —la canción que da nombre al disco— y “AS Faceless”, que probablemente sea mi canción favorita de todo el álbum y uno de los cortes más agresivos de todo el proyecto, ilustrado perfectamente por la utilización de un kick de batería similar a algo que escucharías en un tema de hardstyle o gabber, pero que en este caso aparece en el contexto de un dembow. Es bastante osado, pero funciona muy bien. También, en los momentos más calmos del lanzamiento, existe cierta tendencia hacia lo ambient, presente en temas como “AS Daemon”, “AS Securitaz” o “AS Rewild”.

Another Life en su totalidad es distorsión pura, una fuerza imparable de agresividad y potencia que es capaz de tomar tu atención por completo y quedarse en tu cabeza por mucho tiempo; la evolución del sonido del grupo desde sus EPs pasados donde ahora se hacen ciertos guiños a lo pop con las influencias de reggaeton y glitch hop en algunos de los temas presentes, más que hacer que se sienta estereotipado o genérico, enriquecen la experiencia y la atmósfera que se intenta transmitir a través de las canciones. Si te gustó el disco de SOPHIE, o simplemente estás buscando algo agresivo y fresco, este disco es una escucha obligada.

 

Nota final:

8.5/10